Medidas del Ayuntamiento de Sevilla para impuestos, reactivación económica y promoción de la ciudad

El Ayuntamiento aprobará reducciones y aplazamientos en las impuestos y tasas, pondrá en marcha ayudas para autónomos y empresas y llevará a cabo una estrategia de reactivación económica y promoción de la ciudad.

La estrategia municipal tiene como objetivo movilizar los recursos disponibles dentro de los límites legales para hacer frente a las necesidades sociales derivadas de la crisis económica por el coronavirus. Se pondrán en marcha programas específicos de impulso al sector cultural, las entidades deportivas, el sector turístico y otras actividades económicas más afectadas por esta grave situación.

Refuerzo de la red de prestaciones sociales

Como primer eje, la estrategia municipal va a reforzar la red de prestaciones sociales configurada para hacer frente a esta grave crisis que ha incorporado ya medidas como el incremento de las plazas para personas sin hogar, la colaboración con la Junta de Andalucía para la atención a menores o el mantenimiento de la ayuda a domicilio como servicio esencial. En este sentido, se establecerán los protocolos necesarios para que ninguna familia en Sevilla sufra cortes de agua, luz o gas a través de un incremento de las ayudas sociales y de la aplicación de los protocolos ya establecidos para familias en situación de exclusión o vulnerabilidad social. Del mismo modo, todos los inquilinos de Emvisesa tendrán garantizadas ayudas sociales de acuerdo con los criterios de vulnerabilidad social y flexibilidad en los pagos en caso de ser necesario por la crisis garantizándose en cualquier caso el derecho a la vivienda. Además se reforzarán todas las prestaciones para hacer frente al previsible incremento de los hogares con necesidades para abonar principalmente alquileres, cuotas de comunidades y gastos básicos que complementen la moratoria en el pago de las hipotecas aprobada por el Gobierno central.

Flexibilidad del pago de impuestos y apoyo a empresas, autónomos y hogares

Para aliviar la economía de hogares, empresas y autónomos, se permitirán aplazamientos en las cuotas de impuestos y tasas como el IBI, sello del coche, la tasa por el uso de paradas de autotaxis o por las cocheras municipales, se ampliarán todos los plazos de liquidaciones tributarias, se suspenderán todas las notificaciones de providencias de apremio y los embargos y se introducirán medidas de flexibilidad en los pagos fraccionados. Se agilizará además los trámites para la aplicación del artículo 34 del decreto estatal de medidas económicas en cuanto a las medidas de contratación pública para paliar las consecuencias del COVID 19 que afectan a contratos de servicios, suministros, obras o concesiones administrativas. Emasesa por su parte facilitara aplazamientos a los negocios que hayan cerrado por la crisis en las factura del periódico correspondiente al estado de alarma.

En paralelo, el gobierno mantendrá una línea de fomento del gasto público para la inyección de recursos económicos en empresas y hogares. Para ello, se está diseñando un plan de agilización del pago a proveedores y certificaciones pendientes; un plan de agilización de pagos de subvenciones; un programa de subvenciones e incentivos destinado especialmente a comercios, mercados de abastos, autónomos y asociaciones que fomenten el empleo que sea complementario a las líneas de prestaciones incorporadas por el Gobierno central así como un estudio detallado de posibles revisiones de las cuotas de alquileres de los locales de Emvisesa afectados por el estado de alerta. Se tendrá especial atención a sectores como la hostelería, el turismo, la cultura y el deporte de base. Se movilizarán para ello todos los recursos disponibles de acuerdo con los estudios económicos y las limitaciones legales.

Plan de reactivación económica

En un tercer bloque el Ayuntamiento trabaja ya en colaboración con los agentes sociales económicos en un plan de reactivación económica que tendrá como líneas básicas un programa de choque de fomento del empleo dentro de las competencias municipales y para el que se solicitarán recursos a otras administraciones y un plan extraordinario de inversiones en obras públicas que pondrán en marcha todas las áreas y empresas municipales en cuanto se haya superado la crisis sanitaria. La estrategia municipal incorpora además una campaña de marketing y una estrategia de promoción de la ciudad que incluye eventos como la Feria de septiembre así como un calendario de programación cultural que sirva para la reactivación del sector. Para esta fase de reactivación, el Ayuntamiento adaptará su estructura y normativa para agilizar aún más los trámites y favorecer la actividad económica y se realizarán revisiones de las ordenanzas fiscales para adaptarlas a esta nueva situación provocada por las consecuencias de la pandemia del coronavirus.

Todo el gobierno municipal se encuentra trabajando en estos momentos en la aprobación de las medidas incorporadas en esta estrategia que se irán desarrollando en los próximos días y que supondrán una revisión completa de las prioridades y los presupuestos municipales para adaptarlas a la nueva situación de crisis social y económica sin precedentes provocada por la pandemia por el coronavirus. Durante estos días, además, en función de los estudios que se vayan realizando se podrán incorporar nuevas medidas dentro de los tres bloques de esta estrategia diseñada de forma urgente por el gobierno de la ciudad.